Prostatitis inflamatoria asintomática: ¿cómo tratarla?

Prostatitis inflamatoria asintomática: ¿cómo tratarla?

La prostatitis es una enfermedad inflamatoria de la glándula prostática, situada entre la uretra y la vejiga. Su tamaño es comparable al de una nuez y de su correcto funcionamiento depende la salud del órgano sexual masculino.

La prostatitis puede clasificarse en tres formas diferentes:

Prostatitis bacteriana: en forma aguda o crónica, suele estar causada por bacterias presentes en el tracto intestinal que, ascendiendo por la uretra, infectan la próstata.
Prostatitis no bacteriana: suele estar causada por el estrés psicofísico o los malos hábitos, sin contaminación por bacterias.
Prostatitis asintomática: que, como explica la palabra, se distingue de las demás por la ausencia de síntomas.

Hablamos en este artículo de la prostatitis bacteriana asintomática, las causas, el diagnóstico y el tratamiento.

Qué es la prostatitis inflamatoria asintomática

Como ya hemos mencionado, la prostatitis asintomática se diferencia de la bacteriana y de la abacteriana por la ausencia total de síntomas. Si por un lado este factor se ve como un lado positivo de la enfermedad, ya que los pacientes no sufren los molestos síntomas de la enfermedad, que a veces, sobre todo en la fase aguda, son realmente debilitantes, por otro lado se considera un factor de riesgo, ya que la ausencia de síntomas podría provocar retrasos en el diagnóstico y un tratamiento tardío.
De hecho, la prostatitis asintomática se diagnostica a menudo mediante el análisis de muestras tomadas para controles médicos específicos distintos de la prostatitis.

Esta patología, al igual que la bacteriana, está causada por bacterias presentes en la flora intestinal que llegan rápidamente a la glándula prostática a través de la uretra. Intervenir con prontitud es esencial para evitar que la enfermedad se cronifique y que la infección llegue a la vejiga y a la propia próstata, causando infecciones o tumores más graves.

Cómo se diagnostica la prostatitis asintomática

La ausencia de síntomas a menudo dificulta el diagnóstico y provoca graves retrasos en el mismo. La prostatitis inflamatoria asintomática suele diagnosticarse mediante la realización de pruebas rutinarias como análisis de sangre y orina y el examen de muestras (biopsias, material quirúrgico, líquido seminal). La presencia de glóbulos blancos y bacterias en la orina puede ser un signo de la enfermedad.

Por lo tanto, los exámenes útiles para el diagnóstico son idénticos a los de la prostatitis bacteriana:

examen urológico,
ecografía pélvica,
ecografía transrectal,
examen rectal manual.

Durante el tacto rectal, el médico comprobará el estado de la próstata, si ha aumentado de volumen y si está inflamada, y decidirá si toma una muestra de líquido prostático para analizarlo y comprobar la presencia de bacterias. El médico toma el líquido prostático durante el examen rectal, masajeando la próstata.

Prostatitis inflamatoria asintomática: cómo tratarla

Un diagnóstico seguro de la enfermedad presupone la presencia de una infección bacteriana que requiere un tratamiento médico adecuado. La terapia consiste en la administración de antibióticos por vía oral durante un período de unas cuatro semanas, tras las cuales se realizarán controles y exámenes para verificar la regresión de la enfermedad. En algunos pacientes, con recaídas recurrentes o cuando la terapia no surte los efectos deseados, se prescriben antibióticos por vía intravenosa, que requieren hospitalización.

Remedios naturales para la prostatitis inflamatoria asintomática

alimentación de la prostatitisEl tratamiento de la porstatitis, sin embargo, no es sólo farmacológico. Es fundamental para contener y prevenir los molestos síntomas de la enfermedad, llevar una dieta sana y equilibrada.

Evite los alimentos grasos, las salsas picantes, los productos lácteos, los tomates, las especias y prefiera los alimentos a base de frutas y verduras. Prefiera los alimentos ricos en vitaminas y oligoelementos, como los arándanos, la remolacha y las verduras crudas, evitando la pimienta, el chile, los alimentos ricos en azúcares refinados y los fritos. Este estilo de vida dietético favorece el correcto vaciado intestinal, evitando mayores molestias al suelo pélvico.

También es aconsejable combinar una dieta sana y un estilo de vida correcto con la ingesta de complementos alimenticios como Prostatricum, especialmente diseñado para combatir la prostatitis.

PROSTATRICUM

Curas alternativas para la prostatitis asintomática

También existen curas alternativas para la prostatitis asintomática, como la práctica del yoga y la acupuntura.

Además de ayudarnos a dormir mejor y tener toda una serie de beneficios para nuestro cuerpo y mente, el yoga es una terapia que consiste en ejercicios específicos para fortalecer y relajar los músculos pélvicos al mismo tiempo, mientras que la acupuntura actúa sobre el sistema neurológico, favoreciendo la regresión de la inflamación de la próstata y su tamaño.

Ambas terapias tienen un fuerte efecto sobre el bienestar mental, aliviando el estrés, que es un factor importante en la incidencia de la enfermedad. Sin embargo, si quiere combinar estas terapias alternativas con el tratamiento médico, es esencial que consulte a su médico para tener un cuadro completo de la situación.

Prostatitis y sexo

La prostatitis bacteriana asintomática puede producirse a cualquier edad, incluso en la juventud, y afecta al órgano genital masculino, repercutiendo también en la esfera sexual. Puede provocar disfunción eréctil, problemas para mantener la erección y eyaculación precoz.

Esta complicación de la enfermedad es mal tolerada por los hombres que la viven como una frustración, pierden la confianza en sí mismos, todos los problemas que también podrían conducir a estados depresivos, empeorando la enfermedad. Además, podría afectar al delicado equilibrio de la relación de pareja, que también se basa en el sexo. Por lo tanto, es esencial integrar la terapia farmacológica con coadyuvantes válidos que puedan limitar los trastornos de la esfera sexual.

LEE TAMBIÉN: Problemas de erección: 5 remedios eficaces.

Suplemento Prostatricum

Prostatricum es un suplemento dietético, un aliado de los hombres. Su formulación química se compone exclusivamente de ingredientes activos naturales, fáciles de encontrar en la naturaleza. Una fuerte concentración de zinc, un mineral útil para combatir la inflamación y reforzar el sistema inmunitario, a menudo responsable de la aparición de la enfermedad.

La equinácea, planta rica en oligominerales y antioxidantes, libera el poder purificador del producto, permitiendo el buen funcionamiento de los sistemas linfático y cardiovascular.

Metionina, un aminoácido clave para la protección de los ácidos de la vejiga, que promueve el equilibrio de los tejidos sanos y equilibra el sistema metabólico.

Cómo funciona Prostatricum

El suplemento dietético promueve la relajación muscular, permitiendo que la sangre fluya regularmente, asegurando una relación sexual satisfactoria. Es importante destacar que el producto no sustituye al tratamiento médico y que siempre es útil informar al médico del inicio de la toma. La dosis recomendada es de un comprimido al día que debe ingerirse con un vaso generoso de agua.

Además, el suplemento, al estar elaborado únicamente con ingredientes naturales, no contiene aditivos químicos, no tiene efectos secundarios y no provoca reacciones alérgicas. Para más información sobre Prostatricum, lea la reseña completa haciendo clic aquí.

PROSTATRICUM

Deja una respuesta