Masturbación y prostatitis: causas y efectos

Masturbación y prostatitis: causas y efectos

La prostatitis es una enfermedad inflamatoria de la glándula prostática que afecta a los hombres adultos, normalmente entre los 45 y los 70 años, pero no es raro que la padezcan hombres jóvenes (prostatitis juvenil).

La glándula rodea la uretra y se encuentra debajo de la vejiga, por lo que uno de los principales signos de alerta es la necesidad frecuente de orinar. Hay varias causas, que detallaremos en esta sección.

Prostatitis: cómo reconocerla

La prostatitis no es fácil de reconocer porque muy a menudo se subestiman los síntomas y se tiende a pensar que es un problema temporal. Muy a menudo, los jóvenes se avergüenzan de admitir y reconocer los signos de la prostatitis, lo que conduce a un retraso en el diagnóstico, con el riesgo de que se convierta en prostatitis crónica.

De hecho, la inflamación puede ser bacteriana, crónica o asintomática. La primera se diferencia de las demás por la presencia de una infección bacteriana y requiere un tratamiento médico diferente. Las prostatitis crónicas y asintomáticas excluyen la presencia de una infección bacteriana y suelen tratarse con suplementos específicos y cuidados dietéticos.

Los síntomas más comunes de la prostatitis son:

dolor pélvico;

orinar con frecuencia

ardor al orinar;

estreñimiento;

bajo número de espermatozoides durante el coito;

Evacuación y eyaculación dolorosas.

En caso de prostatitis bacteriana, pueden aparecer fiebre, malestar general y hemorragias. Ante la presencia de uno solo de los síntomas enumerados, es aconsejable ponerse en contacto con su médico lo antes posible, quien podrá indicarle el curso de acción correcto a seguir.

¿Cómo se relacionan la eyaculación,  la masturbación y la prostatitis?

La eyaculación es la descarga de semen del pene durante la masturbación o las relaciones sexuales. Durante la eyaculación, la próstata se contrae y, dado que el líquido seminal pasa a través de la próstata, si ésta está inflamada o agrandada provoca dolor. Si sientes dolor unos instantes antes de eyacular o notas rastros de sangre en el semen, es conveniente que acudas a un médico para que te haga los distintos análisis de orina y semen, como el espermiograma.

Esta condición es un síntoma bastante claro de agrandamiento o inflamación del postema. Si no se actúa con prontitud, existe el riesgo de que la infección se agrave y provoque infertilidad, disfunción sexual, afecte a los órganos cercanos a la próstata o forme un absceso de la misma. En este caso, el médico indicará un tratamiento y, en los casos más graves, realizará una intervención quirúrgica.

Las causas de la prostatitis

Las causas de la prostatitis no están claras, sobre todo en las prostatitis crónicas y asintomáticas, cuyo tratamiento también es más complicado y largo.

Pero algunos factores podrían determinar el desarrollo de la enfermedad:

edad, es más frecuente que la enfermedad inflamatoria aparezca en hombres adultos que en sujetos más jóvenes;

Familiaridad, no hay estudios científicos que demuestren que se trata de una enfermedad hereditaria, pero suele ocurrir;

infecciones recurrentes del tracto urinario;

Microtraumatismos por deportes como la equitación y el ciclismo;

maniobras invasivas de la cirugía.

Prostatitis: ¿es buena o mala la masturbación?

MasturbaciónLa masturbación es un placer, un momento íntimo y privado de autoerotismo del que, sin embargo, no se debe abusar. A veces los rumores que circulan sobre este tema no son realmente ciertos. Se cree que la masturbación frecuente tiene un efecto beneficioso para la próstata, pero la realidad es muy distinta.

De hecho, las eyaculaciones recurrentes someten a la próstata a un estrés excesivo, que durante la inflamación, especialmente aguda, podría empeorar la situación. La masturbación, en comparación con el acto sexual, es un poco más perjudicial, ya que reduce los niveles de testosterona haciendo que la glándula sea más vulnerable a la inflamación. Sin embargo, es bueno señalar que la masturbación moderada, en una condición de inflamación leve, no es dañina ni peligrosa.

La prostatitis suele ser la responsable de la disminución del deseo y la masturbación compulsiva y continua es el intento ansioso del sujeto por comprobar el funcionamiento del pene y no derivado del mero deseo sexual.
Especialmente en la fase aguda de la evolución de la enfermedad, la masturbación compulsiva podría causar hemospermia y hematuria, es decir, la presencia de sangre en el semen y la orina, dificultando la recuperación de la enfermedad. Es una buena idea, sea cual sea la edad a la que aparezca la prostatitis, acudir rápidamente a médicos expertos que sepan aconsejarle mejor y orientar el curso médico correcto a seguir.

La prostatitis y la vida en pareja

Infertilidad masculinaEn la gran mayoría de los casos, los hombres son reacios a aceptar el problema porque se avergüenzan y temen que tenga repercusiones negativas en la vida de la pareja, lo que provoca un retraso en el diagnóstico.
La inflamación de la glándula prostática, si no se trata a tiempo, puede convertirse en una enfermedad crónica, cuyo tratamiento es más difícil y largo.

Los estudios médicos han confirmado una cierta correlación entre la prostatitis y la disfunción eréctil, que puede producirse durante el curso de la enfermedad, dificultando las relaciones sexuales, haciéndolas dolorosas e insatisfactorias. Especialmente en la fase aguda no es raro que los hombres experimenten problemas de erección, dificultad para mantener la erección y alcanzar el orgasmo.

Estos factores afectan negativamente a la relación y a la psique del individuo, que se siente inadecuado e incapaz de satisfacer a su pareja. Por eso es importante no subestimar los síntomas y acortar el tiempo de diagnóstico, para abordar el problema en su inicio y acortar el tiempo de curación.

PRODUCTO RECOMENDADO PARA AUMENTAR LA ERECCIÓN:

Revisión completa Eretron Aktiv (cicca aquí)

Eretron Aktiv

LEE TAMBIÉN: Prostatitis y erección: ¿cómo se relacionan?

Sexo, masturbación y prostatitis

La inflamación de la glándula prostática no es muy bien tolerada por los hombres, debido a los molestos síntomas que conlleva, los tratamientos no siempre eficaces, los largos tiempos de curación y las consecuencias que afectan a las relaciones sexuales.
Durante la enfermedad, puede producirse una disfunción eréctil, que puede dificultar las relaciones sexuales y provocar problemas de autoestima.

Pero, ¿es perjudicial mantener relaciones sexuales con la próstata inflamada?

¡pareja de juegos preliminares en la camaEsta es una de las primeras preguntas que los hombres hacen a los especialistas en la materia, y la respuesta es absolutamente no!
Por el contrario, el sexo resulta ser una solución natural para contrarrestar los problemas infecciosos e inflamatorios de la glándula prostática.

La actividad sexual permite, a través de la eyaculación, una recirculación del líquido seminal y favorece el buen estado de la próstata y del aparato genital masculino, que si permanece bloqueado durante mucho tiempo en su interior, provoca una inflamación y obstrucción de la glándula, muchas veces responsable de estados inflamatorios de la misma. De hecho, esta afección provoca el agrandamiento de la próstata, dolor testicular que afecta a toda la zona intestinal.

Por lo tanto, es fácil comprender que la eyaculación desempeña un papel beneficioso en los estados inflamatorios de la glándula prostática, limpia los conductos y evita el depósito de agentes inflamatorios, limpia el organismo de todas las sustancias perjudiciales para la próstata y favorece la regeneración celular.

¿Así que relaciones sexuales sí y masturbación no?

El secreto está en algún punto intermedio. Como mencionamos en el párrafo anterior, la masturbación no es perjudicial para la próstata, siempre y cuando no sea un acto compulsivo y frecuente, generalmente 1-2 veces por semana. En cambio, el acto sexual es mucho mejor tolerado por el cuerpo, que reconoce la naturalidad y espontaneidad de la eyaculación. Así que sí a la masturbación ocasional y a las relaciones sexuales ilimitadas, siempre que no sean dolorosas o invasivas.

PRODUCTO RECOMENDADO PARA LA PROSTATITIS

Revisión completa de Prostatricum (haga clic aquí)

PROSTATRICUM

Deja una respuesta