Exploración digital rectal de la próstata: qué es y cómo se hace

Exploración digital rectal de la próstata: qué es y cómo se hace

El examen digital de la próstata y la dosificación del PSA forman parte del examen urológico de rutina. Uno de los peores problemas que se pueden encontrar en la próstata es el cáncer, por lo que será imprescindible realizar diversas exploraciones específicas para detectar y constatar cualquier cáncer de próstata e iniciar el tratamiento de inmediato.

Hoy en día, una de las exploraciones más realizadas con resultados extraordinarios es sin duda el tacto rectal. Pero, ¿qué es exactamente? En este artículo vamos a profundizar en qué es el tacto rectal, por qué es un examen importante y cómo realizarlo.

Tacto rectal: ¿qué es?

Cuando hablamos de tacto rectal nos referimos a un examen particular que consistirá en ir a comprobar la zona del recto anal a través de una palpación, que tendrá lugar justo en la superficie de la próstata del sujeto, mediante el uso del dedo índice del médico que, tras ponerse el guante, lo introducirá en el interior del ano del paciente. Este examen lo realiza exclusivamente un profesional médico especializado, es decir, un urólogo: su competencia en este campo podrá determinar y constatar la posible presencia de un cáncer de próstata.

Tacto rectal: por qué se realiza

El tacto rectal es uno de los exámenes más importantes para iniciar una investigación de primer nivel con el fin de identificar en los pacientes un posible desarrollo de cáncer de próstata. Otro examen complementario para proporcionar un diagnóstico más completo y detallado es el análisis de sangre del antígeno prostático específico (también conocido como PSA).

Si se detectan anomalías, sólo la biopsia de próstata podrá confirmar o desmentir la presencia de un tumor a nivel de la próstata: la biopsia consistirá en la toma de pequeñas muestras de tejido de la próstata que luego se examinarán cuidadosamente en el laboratorio.

Tacto rectal: cómo se realiza

Aunque no sea una de las exploraciones más agradables, el tacto rectal no es especialmente embarazoso ni difícil. Este tipo de examen suele realizarse en pocos minutos, y aún hoy es uno de los más rápidos y eficaces en este campo, ya que detecta rápidamente incluso carcinomas de próstata en una fase bastante temprana.

Aunque se trata de una prueba eficaz, también existe la falibilidad: por eso, generalmente, en caso de anomalías, el médico prescribirá otras pruebas para determinar correctamente el diagnóstico.

¿Cuál es el objetivo de este examen?

El objetivo principal del tacto rectal es sin duda detectar, con el dedo índice del médico dentro del ano del paciente, irregularidades, agrandamientos o elementos anormales presentes en el interior del recto. También será necesario constatar cualquier dureza de la glándula anal o cualquier abultamiento: sólo a través de una adecuada palpación será posible distinguir una próstata afectada por un carcinoma o una hipertrofia prostática benigna, o considerar sana la próstata del paciente.

Sin embargo, como ya se ha mencionado, el tacto rectal es, desgraciadamente, un examen impreciso, que requerirá investigaciones adicionales antes de poder realizar un diagnóstico preciso: muy a menudo, el tamaño del carcinoma o simplemente su localización pueden no ser fácilmente alcanzados por el dedo del médico y, en consecuencia, no será posible tener una imagen completa de la posible enfermedad.

El tacto rectal: qué ocurre después del examen

Después de realizar el tacto rectal, si no se ha encontrado ninguna particularidad que deba ser constatada o investigada, el paciente puede volver a su vida normal con total seguridad. Si, por el contrario, se encuentran anomalías, el radiólogo-sonógrafo especialista deberá realizar una ecografía transrectal de la próstata, junto con una elastosonografía o también una elastografía Strain Imaging o Shear Wave, para obtener un diagnóstico óptimo. De hecho, estos exámenes permitirán evaluar la calidad de los tejidos en términos de viscoelasticidad.

Después de haber realizado todas estas exploraciones, el urólogo que le atienda tendrá la última palabra: deberá consultar todos los informes obtenidos y hacer un diagnóstico que podría confirmarse con otras exploraciones.

Tacto rectal: cuándo debe realizarse

El tacto rectal debe ser realizado por todos los hombres mayores de 45 años, especialmente si existen antecedentes familiares de cáncer de próstata o problemas relacionados con la próstata. Será aconsejable que se ponga en contacto con su médico de atención primaria con el deseo de que le haga un examen anual específico, normalmente también combinado con el PSA y la dosis de suero.

>LEA TAMBIÉN: Orgasmo prostático: ¿es bueno para la próstata?

Tacto rectal: lo que dicen los médicos

A pesar de que el tacto rectal es un examen útil e importante, no todos los médicos están de acuerdo en utilizarlo como primer examen de cribado ante la sospecha de una patología: esta desconfianza se debe al hecho de su falibilidad que, muy a menudo, puede crear falsas alarmas o falsas esperanzas en el paciente, sometiéndolo a exámenes más invasivos, como la biopsia, cuando no era necesario.

En conclusión, el tacto rectal de la próstata es un examen importante que todo hombre de más de 45 años debería realizar, sobre todo si está familiarizado con los casos y los problemas relacionados con la próstata: este examen, que dura apenas unos minutos, es de hecho una de las mejores pruebas de diagnóstico que también desempeña un papel fundamental en la prevención de posibles tumores de próstata o problemas relacionados con el recto anal. Consulte a su médico para más dudas o información.

PRODUCTO PROSTATRICUM RECOMENDADO PARA EL TRATAMIENTO DE LA PROSTATITIS:

Lea la reseña completa de Prostatricum (haga clic aquí) para saber más.

PROSTATRICUM

Haga su pedido en el sitio web oficial con un 50% de DESCUENTO

Deja una respuesta