¿Es el chile bueno o malo para la próstata?

¿Es el chile bueno o malo para la próstata?

El pimiento picante es conocido por sus propiedades beneficiosas para el corazón y las arterias. Además, utilizado en la comida, ayuda a utilizar menos sal en los alimentos gracias a su sabor picante y, por lo tanto, es útil para tratar la hipertensión. También es un excelente aliado para combatir la diabetes y estimular el metabolismo.

Evidentemente, como todas las cosas, no se debe abusar de ella y es necesario conocer sus méritos y deméritos. Por ejemplo, ¿la guindilla es buena para la próstata? A este respecto, hay varias opiniones y discordantes, por lo que intentaremos hacer un balance de la situación.

¿Cuáles son las funciones de la próstata?

La próstata es una glándula exocrina que forma parte del sistema urogenital y sexual del hombre.
De hecho, participa en la realización de tres funciones fisiológicas muy importantes, que son:
orinar;
erección;
eyaculación.

Sus relaciones anatómicas la ponen en conexión con la uretra (el canal que parte de la vejiga y termina en el pene y que permite la emisión de orina), con la pared final del recto y con el órgano masculino.
Por eso, cada vez que la glándula no funciona correctamente, puede resultar difícil orinar y mantener relaciones sexuales.

Su función principal es producir líquido prostático que, una vez mezclado con el líquido seminal de los testículos, sirve para mantener vivos los espermatozoides y nutrirlos. Muchos casos aparentemente inexplicables de infertilidad masculina dependen en realidad de trastornos de la próstata.

Cuáles son los trastornos de la próstata más comunes

Los trastornos de la próstata más comunes son los siguientes

  • Dolor pélvico al orinarIPB (Hipertrofia Prostática Benigna): se trata de una Hipertrofia Prostática Benigna que consiste en un aumento considerable del volumen de la glándula causado por la proliferación de células. No es una patología maligna y suele aparecer en casi todos los hombres a partir de los 50 años.
  • Carcinoma de próstata: se trata de una enfermedad neoplásica y maligna con una progresión bastante lenta que se manifiesta tras la degeneración de las células. El adeno-carcinoma de próstata está bastante extendido en la población masculina mayor de 65 años y, por tanto, requiere un seguimiento constante.
  • Prostatitis: benigna, esta enfermedad consiste en una inflamación bacteriana que puede afectar a individuos de todas las edades y que se presenta en forma aguda (caracterizada por síntomas intensos pero rápidos) y en forma crónica (menos violenta pero más lenta).

¿Qué papel desempeña la nutrición y el el chile en la salud de la próstata?

La próstata es un órgano que se ve muy afectado por el tipo de régimen nutricional, ya que su metabolismo está influenciado por numerosos alimentos.

La mayoría de las investigaciones epidemiológicas han demostrado que las poblaciones que recurren en gran medida a alimentos ricos en proteínas de origen animal presentan una mayor incidencia de trastornos de la próstata.
Las grasas, por ejemplo, son muy perjudiciales ya que tienden a acumularse a nivel de las células parenquimatosas de la glándula, modificando su correcto funcionamiento. Una concentración excesiva de carbohidratos también puede contribuir al deterioro de la fisiología de este órgano porque su presencia altera el recambio celular.

Por lo tanto, sería bueno mantener un estilo de vida sano y equilibrado haciendo ejercicio y cuidando la alimentación eliminando casi por completo la cerveza y las bebidas alcohólicas de la dieta, así como las carnes rojas, los embutidos y en general todos los alimentos ricos en grasas. También hay algunos alimentos recomendados, como la guindilla, para mantener este órgano en buen estado de salud, siempre que se cuiden escrupulosamente los aspectos cuantitativos (dosis equilibradas) y cualitativos (elección de los elementos nutricionales).

>LEA TAMBIÉN: Dieta para la prostatitis: qué comer y qué no.

Características del el chile picante para la próstata

Siempre objeto de opiniones encontradas sobre su utilidad en la nutrición, los pimientos picantes tienen algunas ventajas indiscutibles para el bienestar de la próstata. Es una baya de color rojo intenso perteneciente al género Capsicum, del que existen 5 especies comúnmente utilizadas con fines culinarios.

Esta especia, que se caracteriza por un aroma intenso y un sabor especialmente picante, puede utilizarse fresca o seca, según el tipo de preparación a la que se destine. Rico en fructosa, pobre en proteínas y completamente libre de colesterol, el pimiento picante contiene un buen porcentaje de fibra dietética y vitaminas, especialmente vitamina C. En su pulpa también hay cierta cantidad de carotenoides, potasio, fósforo y calcio.

El pimiento picante también contiene capsaicina, un compuesto con interesantes propiedades fitoterapéuticas muy utilizado en medicina. Se caracteriza por una fuerte actividad vasodilatadora y antioxidante contra los radicales libres que circulan en la sangre, así como por una acción antibacteriana y bacteriostática.
Al ser un principio activo con importantes propiedades descongestionantes, la capsaicina se utiliza ampliamente en todos los casos en los que hay inflamación.

Cuáles son los beneficios de los chile para la próstata

La principal ventaja derivada de la asunción, siempre equilibrada, del pimiento picante está relacionada con su poder descongestionante, especialmente útil en presencia de prostatitis agudas y crónicas.
Al ser una especia con actividad antioxidante, ayuda a limitar el desarrollo de la HBP, pero no tiene ningún efecto en caso de adenocarcinoma in situ. Sin embargo, según las últimas directrices, la capsaicina tendría una acción beneficiosa en la prevención de esta neoplasia, ya que la mayoría de las sustancias picantes se comportan como verdaderos asesinos de células cancerosas.

El chile beneficia a la próstataSi se ingiere en pequeñas dosis, el chile tiene un efecto terapéutico sobre la circulación sanguínea, minimizando el riesgo de formación de placas de ateroma típicas de la aterosclerosis.
Precisamente por esta razón, la especia es considerada como un verdadero barrendero de los vasos sanguíneos, con evidentes beneficios sobre la próstata que recibe una adecuada oxigenación.
Por último, no hay que olvidar que la guindilla siempre se ha considerado un afrodisíaco eficaz, cuya acción es especialmente útil para la próstata.

Propiedades beneficiosas del chile en un vistazo

Veamos, pues, cuáles son las numerosas propiedades beneficiosas del chile:

reduce la hipertensión

activa el metabolismo

facilita la digestión;

contrarresta la proliferación de bacterias;

reduce el colesterol;

favorece la motilidad intestinal;

contrarresta el envejecimiento celular y, por tanto, también el de la piel;

previene las úlceras al reconstruir las paredes del estómago;

despeja las vías respiratorias en caso de resfriados, sinusitis o bronquitis;

alivia el dolor tópico causado por la artritis, la neuralgia post-herpética, la cefalea en racimos, la neuropatía diabética;

reduce los picos de insulina en la diabetes.

Cuáles son las desventajas del chile para la próstata

Esta especia es bastante irritante y, por lo tanto, no se recomienda en presencia de prostatitis.
La capsaicina se ha asociado a la aparición de la cistitis intersticial, un trastorno de la vejiga urinaria que suele ser precursor de la prostatitis.

La irritación producida en las células por este ingrediente activo desaconseja su uso incluso cuando la próstata es hipertrófica, ya que la multiplicación celular también puede ser desencadenada por un estímulo inflamatorio e irritativo. Absolutamente prohibido en presencia de enfermedades en curso, el pimiento picante puede ser perjudicial incluso si la próstata está sana, cuando el sujeto muestra intolerancia alimentaria a la capsaicina.

Conclusiones

El chile tiene muchos efectos beneficiosos para el corazón, las arterias y también para la próstata, pero el consumo excesivo de chile no es recomendable para quienes sufren de prostatitis para no agravar la inflamación y empeorar la situación.

En cualquier caso, el factor discriminante a la hora de decidir la inclusión o no de los pimientos picantes en la dieta de los hombres sigue siendo su dosificación que, como en el caso de este alimento, debe ser equilibrada.
De hecho, la capsaicina es capaz de desempeñar una actividad extremadamente beneficiosa como vasodilatador y antioxidante, siempre que su concentración no supere la dosis permitida.

PRODUCTO RECOMENDADO PARA TRATAR LA PROSTATITIS:

Revisión de Prostatricum

PROSTATRICUM

 

Deja una respuesta