El jengibre y la próstata: ¿cuáles son sus beneficios?

El jengibre y la próstata: ¿cuáles son sus beneficios?

La prostatitis es un problema que afecta a muchos hombres y que cada vez afecta a más hombres. Hay muchos remedios eficaces para acabar con los trastornos relacionados con la próstata, como los suplementos dietéticos, pero también hay muchas cosas que pasan por la alimentación. En particular, veremos cómo el jengibre es un valioso aliado para vencer los trastornos y mantener la próstata sana.

¿Qué es la próstata y dónde se encuentra?

La glándula prostática, perteneciente al aparato genital masculino, es una estructura anatómica en parte fibrosa y en parte muscular, que rodea el pene a nivel de la uretra.
Su principal cometido es producir líquido prostático, una sustancia fluida que sirve para nutrir y mantener vivos los espermatozoides: al mezclarse con el líquido seminal, producido por los testículos, forma el propio esperma.

La próstata está situada delante del recto, que es la parte terminal del aparato digestivo, y debajo de la vejiga urinaria; por tanto, podemos decir que sus funciones están relacionadas con estos dos órganos. En condiciones normales, tiene la forma de una pequeña castaña, con la base hacia arriba y el ápice hacia abajo, y mide unos 3 centímetros de largo, 4 centímetros de ancho y 2,5 centímetros de grosor.

A partir de los 40 años, esta glándula comienza a aumentar de volumen al ser estimulada por las hormonas sexuales masculinas, especialmente la testosterona, alcanzando un tamaño bastante considerable en la vejez.
Se trata de un fenómeno fisiológico, denominado HBP (Hipertrofia Prostática Benigna) que, sólo en algunos casos, puede degenerar en carcinoma de próstata.

También puede sufrir formas de inflamación no cancerosas: prostatitis, trastornos que pueden aparecer a cualquier edad (prostatitis juvenil) y que pueden ser de naturaleza bacteriana o vírica. En todas estas situaciones es necesario intervenir rápidamente para evitar que la enfermedad se cronifique y empeore las condiciones de salud del paciente.

PRODUCTO RECOMENDADO PARA EL TRATAMIENTO DE LA PROSTATITIS

Revisión de Prostatricum (haga clic aquí)

PROSTATRICUM

El jengibre: un remedio fitoterapéutico para la próstata

Además de los medicamentos tradicionales, un enfoque terapéutico muy eficaz ha demostrado ser el fitoterapéutico, que consiste en la ingesta de preparados naturales a menudo formulados con sustancias vegetales. Entre ellos, el jengibre es sin duda un activo muy válido tanto por su acción antiinflamatoria como por su propiedad de contener los procesos de replicación celular, típicos de las formas neoplásicas. Según las directrices más recientes, el jengibre se ha confirmado como un valioso aliado no sólo para tratar la próstata, sino también para prevenir la aparición de muchos trastornos.

>LEE TAMBIÉN: Remedios naturales para tratar la prostatitis

Cuáles son los nutrientes del jengibre

El jengibre no es más que la raíz (rizoma) del Zingiber, una planta medicinal que crece en el sur de Asia y que se utiliza como especia tanto para funciones culinarias como curativas.

Este producto puede consumirse crudo, cortado en rodajas muy finas para añadirlo a las ensaladas, o hervido para preparar excelentes infusiones, pero también puede enriquecer el risotto y los platos de carne.

Los nutrientes que contiene son los siguientes:

vitamina A, esencial para mejorar los procesos metabólicos;

vitamina C, eficaz por su actividad antioxidante y antirradical;

vitamina E, necesaria para la protección del sistema tegumentario;

β-caroteno, útil para combatir los radicales libres circulantes;

Vitaminas del grupo B, que intervienen en los procesos de biosíntesis de los glóbulos rojos;

minerales, como el potasio, el calcio, el fósforo, el zinc, el manganeso, el hierro y el magnesio, que intervienen en la síntesis de las enzimas.

En particular, se ha demostrado que la asociación entre el zinc y la vitamina C es esencial para estimular la reactividad del sistema inmunitario contra las enfermedades prostáticas, incluido el cáncer.

El jengibre: un remedio eficaz contra el cáncer de próstata

En la actualidad se sabe que el cáncer de próstata se desarrolla como resultado de la acción de las hormonas sexuales, concretamente de la testosterona, una sustancia que se produce a lo largo de la vida del hombre.

Sin embargo, la testosterona no es la única molécula responsable de las formas neoplásicas, que también dependen del ácido araquidónico, que funciona como nutriente de las células tumorales. Para estimular la síntesis de este compuesto, se requiere la presencia de la enzima 5-lipoxigenasa, cuyo papel es esencial para la producción de ácido araquidónico y su derivado 5-HETE. Probablemente en la base de este mecanismo de acción se encuentra una potenciación de la acción fagocítica de los anticuerpos, que son estimulados para alimentarse de las células malignas, eliminándolas del organismo. Estos estudios aún están en curso, pero hasta ahora han dado excelentes resultados.

Numerosos estudios científicos han confirmado que, gracias a la acción del gingerol (uno de los principales componentes del jengibre), se produce una inhibición enzimática a nivel del compuesto 5-lipoxigenasa, con la consiguiente reducción de la concentración de ácido araquidónico y 5-HETE en la sangre. Esta información se ve confirmada por la observación de que, en los pueblos que son grandes consumidores de jengibre, la incidencia del carcinoma de próstata es menor que en otras poblaciones.

>LEE TAMBIÉN: Cáncer de próstata: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Las propiedades antiinflamatorias del jengibre

Este rizoma contiene varios principios activos con un eficaz poder antiinflamatorio, capaz de inhibir la síntesis de citoquininas. Se trata de moléculas proteicas conocidas desde hace tiempo por los farmacólogos, ya que son responsables de la aparición de hinchazón, inflamación y dolor en diversas zonas del cuerpo.

Esta actividad del jengibre es especialmente útil en presencia de prostatitis que, como se ha dicho, es un trastorno que afecta a la glándula en todas las edades, provocando fiebre, dolor al orinar y pérdidas serosas o incluso muco-serosas del órgano masculino. También parece que las propiedades antiinflamatorias del vegetal son preventivas contra la proliferación de células neoplásicas.

>LEE TAMBIÉN: Próstata inflamada ¿cómo intervenir?

Contraindicaciones del jengibre

Como se ha mencionado, algunas sustancias contenidas en el rizoma (especialmente el zinc y la vitamina C), ayudan a mejorar la eficacia de la respuesta inmunitaria contra el cáncer de próstata.

Aunque no tiene contraindicaciones particulares, el jengibre no debe tomarse junto con algunos medicamentos, como la aspirina, los antiinflamatorios (ibuprofeno y diclofenaco), los anticoagulantes (cumadina) y algunos antibióticos.
Hay que tener especial precaución con las personas alérgicas que pueden desarrollar dermatitis o reacciones cutáneas.

Cómo tomar el jengibre

El jengibre puede consumirse en forma de decocción o tisana, preparada con rodajas de rizoma fresco que se dejan macerar en agua hirviendo durante al menos 15 minutos.

También es posible utilizar esta especia en forma de polvo, para añadirla a alimentos de diversa índole.
Sin embargo, para obtener resultados satisfactorios, es aconsejable tomar el jengibre en forma de suplementos dietéticos, cuya formulación es equilibrada y permite obtener buenos resultados tras unas semanas de uso.

Entre ellos, el Prostraticum es sin duda uno de los preparados más eficaces del mercado, porque es capaz de tratar los trastornos ya existentes, pero también de ejercer una importante acción preventiva.

PROSTATRICUM

Deja una respuesta