Cáncer de próstata: causas, síntomas, diagnóstico y tratamientos

Cáncer de próstata: causas, síntomas, diagnóstico y tratamientos

La próstata es una glándula presente en el aparato genital, tan grande como una castaña situada por encima de la vejiga, delante del recto y rodeada por la uretra. La glándula prostática está influenciada por las hormonas y tiene una función muy importante para la reproducción y para la producción de líquido seminal. Cuando las células del interior de la próstata crecen de forma incontrolada y anormal se produce el cáncer de próstata.

Qué es el cáncer de próstata

El carcinoma de próstata es el tumor más frecuente en la población masculina y afecta principalmente a los hombres después de los cincuenta/sesenta años. Cada año se diagnostican en nuestro país unos 45 mil casos, la mayoría de los cuales pueden curarse si se diagnostican a tiempo. De hecho, esta forma neoplásica tiene una evolución muy lenta que abarca un periodo de tiempo de entre diez y veinte años, por lo que puede ser tratada de diversas maneras y también permitir una curación completa.

Según las directrices más recientes, casi todos los hombres mayores de ochenta años tienen un pequeño brote de cáncer de próstata; sin embargo, como estas formas no son muy agresivas, permanecen confinadas en el órgano sin degenerar.

Estrategias clínicas para tratar el carcinoma de próstata

Estrategias clínicas para el cáncer de próstataEsto significa que la mayoría de los pacientes pueden vivir con la enfermedad durante muchos años, incluso sin someterse a ningún tratamiento, en estos casos se habla de “vigilancia”.

Sin embargo, no hay que olvidar que, junto a las formas de crecimiento lento, existen otras formas agresivas con tendencia a la metástasis; según muchas estadísticas, todos los varones italianos mayores de 65 años tienen un 3% de posibilidades de morir por esta enfermedad.

No hay que olvidar que las causas exactas de esta forma de cáncer aún no están del todo claras, aunque numerosos estudios han identificado algunos factores predisponentes responsables de lesiones precancerosas con tendencia a evolucionar.

¿Cuáles son las causas del cáncer de próstata?

En general, podemos decir que este tumor, como muchos otros, surge cuando hay un crecimiento anormal e incontrolado de elementos celulares.

Tal acontecimiento depende de factores genéticos que provocan una alteración en los mecanismos de control del ciclo biológico de las células, probablemente implicando a los ácidos nucleicos presentes en el núcleo que, tras las mutaciones, ya no son capaces de controlar correctamente la división celular. Por ello, proliferan sin freno, permitiendo el desarrollo de masas tumorales prostáticas.

Entre los factores de riesgo están la edad avanzada,

  • historia familiar,
  • el sedentarismo,
  • una dieta rica en grasas saturadas,
  • una alta frecuencia de prostatitis bacteriana.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata?

En sus primeras fases, el carcinoma de próstata es asintomático y, precisamente por ello, es difícil realizar un diagnóstico precoz. Sería una buena regla general que todos los hombres mayores de cuarenta años se sometieran a una revisión urológica anual, complementada con una prueba de PSA (antígeno prostático específico).

En los últimos tiempos, el cribado del cáncer de próstata se ha hecho cada vez más popular. Un simple análisis de sangre puede identificar situaciones anormales en función de la dosis de antígeno prostático específico.

En las últimas etapas, la neoplasia se asocia con los siguientes síntomas

problemas para orinar

Dificultad para orinar;

Necesidad frecuente, especialmente durante la noche (nicturia);

flujo débil e intermitente;

incapacidad para vaciar la vejiga completamente;

dolor durante las relaciones sexuales;

que se quema;

Sensación de pesadez en la pelvis;

presencia de sangre en el semen;

presencia de sangre en la orina (hematuria).

En muchos casos el paciente presenta una disfunción eréctil más o menos marcada, generalmente acompañada de una eyaculación dolorosa.

Con el tiempo, la enfermedad puede causar:

la desapetencia y la pérdida de peso;

malestar generalizado;

Dolor en la espalda, la pelvis y las caderas.

El cáncer de próstata provoca metástasis en los ganglios linfáticos de la pelvis, que representan la primera estación de proliferación de las células malignas. Posteriormente, colonizan el tejido óseo de la columna vertebral, el fémur y las costillas, provocando un intenso dolor.

Cómo se diagnostica el cáncer de próstata

El cáncer de próstata se combate con la prevención y el diagnóstico precoz, que implica una serie de pruebas específicas. Estos dos puntos son muy importantes, sobre todo la prevención, que debe hacerse a partir de los 40 años. De hecho, muy a menudo, cuando el sujeto siente los primeros síntomas, ya está en marcha la inflamación de la próstata, que en la mayoría de los casos se convierte en cáncer. Veamos, por tanto, cuáles son los dos enfoques a realizar:

Diagnóstico: Primera aproximación clínica

Para diagnosticar el carcinoma de próstata se procede paso a paso: el primer paso consiste en una serie de análisis de sangre, entre los que se encuentra el dosaje de PSA que, cuando supera el valor de 4 nanogramos por mililitro, es siempre una señal de alarma.

Entre los sesenta y los ochenta años, sin embargo, también se acepta el rango de valores entre 4 y 7 nanogramos por mililitro, que, después de los ochenta años, puede llegar hasta 10 nanogramos por mililitro.
Por encima de este valor es necesario investigar la situación del paciente ya que podría estar en marcha una forma neoplásica.

Diagnóstico: Segundo enfoque clínico

La segunda fase de las investigaciones incluye un examen urológico, que consiste en la digitopalpación de la próstata, que el urólogo realiza por vía rectal. Si el urólogo encuentra nódulos o zonas más duras al tacto, suele recomendar más investigaciones.

Si el nivel de PSA es elevado y el examen urológico ha revelado anomalías, existen dos opciones: la biopsia y la RMN multiparamétrica.

Biopsia de próstata y RMN multiparamétrica

La biopsia de próstata consiste en una serie de muestras múltiples que se toman por vía rectal a distintos niveles de la próstata: de este modo, el material tomado puede analizarse al microscopio para destacar la presencia de células malignas. Es sin duda el examen más preciso y fiable para diagnosticar con certeza la presencia de una neoplasia.

La resonancia magnética multiparamétrica es un examen de rayos X con medio de contraste que puede resaltar la presencia de zonas inflamadas o degeneradas.

¿Cuál es el tratamiento del cáncer de próstata?

En el caso del cáncer de próstata, el procedimiento terapéutico consiste en la extirpación de la masa cancerosa y la quimioterapia o la radioterapia. La cirugía puede llevarse a cabo de la forma tradicional abierta o por vía endoscópica (RTUP).

La quimioterapia está indicada sólo en sujetos jóvenes, ya que los efectos secundarios suelen ser incompatibles con la edad avanzada; la radioterapia es ciertamente más manejable y puede combinarse con la toma de fármacos inhibidores de la síntesis de testosterona.

Para los pacientes de edad muy avanzada está indicada una terapia basada en fármacos capaces de bloquear la síntesis de testosterona, interrumpiendo así la hiperestimulación de las células prostáticas.

Cómo prevenir la prostatitis y el cáncer de próstata

La prostatitis es la inflamación de la próstata, que es una glándula que se sitúa encima de la vejiga y está rodeada por la uretra. Por diversas causas, la próstata puede agrandarse o inflamarse con el tiempo y, además de causar dolor, corre el riesgo de afectar a los órganos vecinos y convertirse en un carcinoma.

Muy a menudo, la prostatitis está causada por factores externos debidos al estilo de vida, como la mala alimentación, el abuso del alcohol, el tabaquismo, el sedentarismo, etc. Por lo tanto, para prevenir el cáncer de próstata, en primer lugar debemos actuar necesariamente sobre lo que son nuestros hábitos diarios. Así que come sano y poco, haz deporte y actividad física regular y asocia la dieta con suplementos nutricionales que puedan eliminar los problemas de la próstata.

>LEE TAMBIÉN: Alimentar la prostatitis: qué comer y qué no

SUPLEMENTOS RECOMENDADOS PARA TRATAR LA PROSTATITIS:

Prostatricum

  • El remedio número 1 para las enfermedades de la próstata

  • Elimina los procesos inflamatorios

  • Normaliza la micción

  • Restaura la función eréctil

Prostatricum Active

  • Totalmente natural

  • Normaliza la micción

  • Elimina las causas de la prostatitis

  • Reduce los síntomas dolorosos

Prostatricum Plus

  • Remedio natural para la prostatitis

  • Reduce la inflamación

  • Eficaz para la prostatitis crónica

  • Ingredientes naturales

Deja una respuesta