Aneyaculación: qué es y cuáles son las posibles causas

Aneyaculación: qué es y cuáles son las posibles causas

Los problemas relacionados con la sexualidad masculina pueden ser muy embarazosos y la mayoría de los hombres prefieren no hablar de ellos y buscar remedios caseros, que sólo pueden empeorar la situación o no dar ningún resultado.

Entre los trastornos de la función sexual masculina también se encuentra la aneyaculación, una disfunción que provoca la incapacidad de eyacular tanto en presencia de un orgasmo como cuando es anorgásmico. Siendo la aneyaculación uno de esos trastornos que causan vergüenza, ansiedad y estrés, no todo el mundo conoce esta patología específica, por lo que en este artículo analizaremos las causas, síntomas, curas y tratamientos.

Anejaculación: definición

Antes de hablar de las causas y los síntomas de este trastorno de la función sexual masculina, conviene dar una definición precisa de esta patología. La aneyaculación es el trastorno que provoca la ausencia de emisión de líquido seminal o esperma con o sin orgasmo. Esta patología sexual se produce principalmente con la edad avanzada, pero también puede ser una condición presente en hombres más jóvenes.

Características de la aneyaculación

La ausencia de eyaculación puede considerarse primaria, cuando se produce desde la primera relación sexual, o secundaria, si se produce después de tener largos periodos de actividad sexual con eyaculación. Este embarazoso trastorno también puede ocurrir ocasionalmente con algunas parejas o ser una condición que se produce durante cada relación sexual, independientemente de la pareja.

La aneyaculación se produce cuando se ha alcanzado el orgasmo y se tiene la sensación de haber llegado al clímax sexual, pero sin emisión de líquido seminal, por lo que puede resultar muy embarazoso hablar de ello con la pareja.

Las principales causas de la aneyaculación

La aneyaculación puede depender de muchas causas y no es tan fácil identificarlas, por lo que siempre es importante contactar con un especialista de inmediato para encontrar el tratamiento más adecuado. Para simplificar, los estudiosos han decidido agrupar las causas de la aneyaculación en tres macrocategorías:

inhibición psicológica (ansiedad de rendimiento);

nerviosa o farmacológica de inhibición;

patologías relacionadas o previas;

problemas de carácter obstructivo.

Cabe destacar que la aparición del fenómeno de la aneyaculación también puede estar determinada por una serie de causas concomitantes, por lo que es importante que el médico realice un diagnóstico diferencial.

Inhibición psicológica

Una de las principales causas de la aneyaculación puede ser consecuencia de un trastorno psicológico, como la ansiedad por el rendimiento, la inhibición sexual, el estrés laboral o familiar o el miedo a poder concebir. La aneyaculación por inhibición psicológica se da principalmente en personas jóvenes y también puede ser una condición temporal, pero en cualquier caso es necesario contactar con un especialista para averiguar el origen de este problema.

Inhibición por fármacos

La aneyaculación puede producirse en algunos pacientes como consecuencia de la toma de determinados medicamentos, especialmente antidepresivos o antihipertensivos y es un problema temporal, ya que la interrupción de dichos tratamientos puede restablecer la correcta eyaculación.

Algunas investigaciones científicas recientes han demostrado que algunos medicamentos para el tratamiento de las migrañas pueden determinar este trastorno sexual. Entre las causas de inhibición farmacológica también se incluye el abuso de drogas o alcohol, que puede contribuir a la aparición de la aneyaculación.

Patologías relacionadas o previas

En cuanto a las causas de la inhibición nerviosa, nos referimos a las enfermedades anteriores que pueden provocar la falta de eyaculación: lesión medular, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, alteraciones o anormalidades del aparato genital. Algunos estudiosos también incluyen la diabetes como una causa que contribuye a la aneyaculación, pero todavía no hay pruebas científicas.

Aneyaculación y problemas de obstrucción

El último grupo de causas que pueden contribuir a la aparición de la aneyaculación son de naturaleza obstructiva, es decir, debido a una disfunción de la próstata. Los conductos eyaculatorios o las vesículas seminales están obstruidos y esta condición reduce la posibilidad de eyaculación. La obstrucción puede ser congénita o adquirida, en el primer caso nunca tendrás la emisión de esperma, mientras que si es adquirida, puede ser resultado de otros factores como un cáncer de próstata.

 LEE TAMBIÉN: Remedios naturales para curar la prostatitis

PRODUCTO RECOMENDADO PARA CURAR LA PROSTATITIS:

Haga clic aquí para leer la reseña completa de Prostatricum.

PROSTATRICUM

Anejaculación: Diagnóstico

Identificar la causa principal que ha provocado la aneyaculación no es tan sencillo como se puede pensar, sobre todo si es de carácter psicológico, por ello se suele investigar primero si existen otras enfermedades relacionadas y después analizar el estado psicológico del paciente.

Hacer un diagnóstico correcto de la aneyaculación puede ser complicado, porque en muchos casos se confunde con la eyaculación retrógrada, que provoca los mismos síntomas, es decir, la falta de emisión de esperma, ya que el líquido seminal sube a la vejiga urinaria y sale no después del coito, sino en la primera micción.

Para un diagnóstico correcto, es importante el examen microscópico de la orina después del coito para buscar cualquier espermatozoide en la orina. La ecografía transrectal de la próstata puede revelar anomalías en las vesículas seminales. La cistouretroscopia es útil para descartar cualquier obstrucción y confirmar la salida normal de los conductos eyaculatorios.

Curas y tratamientos para la aneyaculación

Una vez identificada la causa subyacente de la aneyaculación, el especialista puede realizar el diagnóstico y aconsejar al paciente sobre el tratamiento más adecuado. Si el problema está relacionado con la ingesta de medicamentos, entonces será conveniente suspender el tratamiento o sustituirlo por terapias similares. En el caso de la aneyaculación causada por el abuso de sustancias o el alcohol, será conveniente que el paciente se someta a un tratamiento para el tratamiento de la adicción, a fin de recuperar la sexualidad natural.

Los tratamientos en este caso pueden ser de dos tipos: mediante terapia psicológica o mediante cirugía.

Terapia psicológica

Si la aneyaculación está ligada a los problemas de índole psicológica del paciente, será un camino más largo y complicado, pues habrá que investigar a fondo cuáles son las causas y luego enfrentar los miedos y el estrés.

La aneyaculación, como bien puedes comprender, es una causa de infertilidad, pero para concebir aún puedes recurrir a la fecundación asistida, mediante la recogida de espermatozoides directamente del testículo. La extracción forzada de espermatozoides se realiza sólo cuando no hay posibilidad de eliminar una de las causas de la aneyaculación.

Consecuencias de la cirugía

En el caso de los problemas obstructivos que no son congénitos, aún se puede solucionar para eliminar el trastorno, interviniendo quirúrgicamente para liberar los conductos eyaculatorios o las vesículas seminales, mientras que para el congénito siempre es recomendable buscar el asesoramiento de un andrólogo y luego decidir el tratamiento a realizar. En el caso de causas relacionadas, como la enfermedad de Parkinson o una lesión medular, el especialista evaluará caso por caso cómo intervenir.

Las intervenciones quirúrgicas en el cuello de la vejiga y en la próstata provocan trastornos de la eyaculación. La incisión en el cuello de la vejiga (TUIP) para la esclerosis del cuello y la resección endoscópica transuretral (TURP) para la hipertrofia prostática benigna (HPB) pueden provocar la eyaculación retrógrada, mientras que la adenomectomía transvesical (ATV) con cierre de los conductos deferentes provoca la ausencia de eyaculación (aneyaculación). Lo mismo ocurre tras la prostatectomía radical por carcinoma de próstata.

PRODUCTO RECOMENDADO PARA LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL:

 Para leer la reseña completa de Eretron Aktiv haga clic aquí

Eretron Aktiv

 

Deja una respuesta